LANGOSTA DEL CARIBE 185 GR.

$ 297 $ 330

Seleccionamos langostas del caribe muy frescas y las congelamos y empacamos individualmente al vacío. El peso aproximado de la pura cola es de 280 grs a 350 grs. Es ideal para servir una por persona. El producto es la pura cola (no contiene la cabeza).

Es muy importante descongelar correctamente la langosta. Lo ideal es de un día para otro en refrigeración.  

Antes que nada, prepararemos una mantequilla. Tomaremos 100 gramos de mantequilla tipo europea, la derretimos a fuego muy bajo sin que se nos queme. Le agregamos unos 10 dientes de ajo picados finamente, pimienta, y chile seco (el de su preferencia). Revise si necesita sal. Mantenemos todo a fuego bajo por unos 5 minutos. En el último minuto agregamos el jugo de medio limón amarillo. Apagamos el fuego y dejamos reposar.

Partiremos el caparazón de la langosta con un cuchillo grande de cocina. Apoyamos la langosta sobre una tabla de cocina con la curvatura (parte más dura) para arriba. Empezamos clavando y penetrando la parte más fina de la cola y bajamos el cuchillo partiendo el caparazón y la cola. La idea es cortar el caparazón pero no separarlo. Lo ideal es dejar la parte de abajo del caparazón apenas mercado. Doblamos hacia afuera de manera que la carne de la cola quede mirando para arriba y de abajo quede el caparazón. Intentemos despegar la carne del caparazón pero sin desprenderla del mismo (esto nos facilitará despegar la carne al momento de comerla).

Cocinamos con brasa, no con carbón negro. Nuestra parrilla debe estar a una altura donde la palma de la mano (mirando al carbón) tolere un conteo hasta 4.

Rociamos la cola de langosta con un chorro de aceite de olivo, salpimentamos. Colocamos la langosta en la parrilla con el caparazón mirando a las brasas y la carne hacia arriba. Pintamos con la mantequilla la carne. Este paso lo repetiremos varias veces. Solo dejaremos un poco para la mesa.

Pasado 1 minutos desde que pusimos la langosta a la parrilla, la tapamos con un bowl de acero o si la parrilla tiene tapa, la bajaremos para crea un efecto horno. La dejaremos de ese lado unos 12 a 14 minutos. Transcurrido ese plazo (la carne debe verse blanca casi en su totalidad), giramos la cola de langosta apuntando la carne hacia abajo. De esa manera la dejaremos por 2, 3 o 4 minutos revisando que no se queme.  Chequemos que el fuego siga con la misma intensidad.

Retire la langosta, bañe nuevamente con la mantequilla y sirva. DISFRUTE CON UN BUEN VINO BLANCO!!!

También te puede gustar